Nuevo sistema tributario facilita y disminuye pago de impuestos

A partir del primero de enero entró en vigor el nuevo Régimen Simplificado de Confianza del Servicio de Administración Tributaria, que tiene la finalidad de simplificar la forma en que se van a pagar las contribuciones para personas físicas, mientras que para las personas morales el objetivo es incentivar la inversión.

Al respecto, el Subprocurador de Acuerdos Conclusivos y Gestión Institucional de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) en el estado, Luis Balderas Espinosa, aclaró que las personas físicas con ingresos menores a tres millones y medio de pesos, y las morales que no rebasen los 35 millones de pesos, pueden incorporarse al sistema fiscal. 

Dijo también que la mayor ventaja para las personas físicas será la aplicación de tasas, que serán calculadas en base a los ingresos totales de cada persona. Para entenderlo mejor, puso el siguiente ejemplo.

“Si una persona gana 100 mil pesos con base a eso se va a aplicar la tasa que le corresponde, qué sería del 1% y lo que resulte es lo que va a pagar de impuestos”, señaló Luis Balderas. 

Por otra parte, sujetos morales podrán tributar conforme a su flujo de efectivo, es decir que hasta que reciban el dinero pagarán sus impuestos; además tendrán la opción de deducir las inversiones que hagan para el desarrollo o abastecimiento de sus negocios, y con porcentajes más altos de deducción. 

“Supongamos, yo tengo un negocio de venta de teléfonos celulares, mi mercancía a partir de este año si yo no gano más de 35 millones y mi persona moral está concebida solamente por personas físicas, todas las compras que yo realice de mi inventario lo voy a poder deducir. Anteriormente las computadoras que yo necesitaba para mi negocio, que es una inversión, podía deducir hasta 30% máximo cada año, pero con este régimen voy a poder deducir el 50%”, indicó.  

Para saber a qué personas les conviene migrar del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) al nuevo Régimen Simplificado de Confianza, el Subprocurador manifestó que si el contribuyente lleva años en el RIF y este año tiene que pagar arriba del 70 por ciento de sus contribuciones pero casi no tiene gastos que deducir, le conviene mudarse al nuevo régimen fiscal.  

Cabe mencionar que quienes deseen continuar en el Régimen de Incorporación Fiscal, deben presentar un aviso a más tardar el lunes 31 de enero a través del portal del SAT.

 

Los comentarios están cerrados.