Sobreviviente vence en dos ocasiones el cáncer de mama y exhorta a que mujeres se autoexploren

Sobreviviente vence en dos ocasiones el cáncer de mama y exhorta a que mujeres se autoexploren

Cabo San Lucas.- Modesta Garzón Aguilar, sobreviviente de cáncer en dos ocasiones, mencionó que el de ella, fue el primer caso de cáncer de mama detectado en Los Cabos hace 21 años, además de otras 4 personas más que presentaban el mismo mal pero en diferentes partes del cuerpo, y del que hoy, ella es la única que queda viva. Señala que desarrolló la enfermedad, sin embargo recibió el apoyo de su familia y pudo superarlo. Con lágrimas en los ojos, reveló  que 7 años atrás le fue extirpado su otro seno, debido que el cáncer regresó a atormentar su vida, por lo que exhortó  a todas las mujeres a autoexplorarse y a visitar al médico de manera regular, es importante que dejen de lado la pena y el pudor, debido a que  primero está la vida.

Destaco que el cáncer es curable si se  atiende a tiempo como lo hizo ella, por lo que exhortó a las mujeres a que no tengan miedo y se atiendan, “que  le echen ganas a la vida;  cuando hay hijos de por medio es cuando no debemos claudicar, por el amor de los hijos y por uno mismo es que hay que echarle ganas. Hace más de 20 años había otras personas que andaban luchando por vencer la enfermedad, pero ya todas se fueron; soy la única que queda viva, qué más le puedo decir”.

Destacó que a sus 78 años de edad disfruta la vida y de sus hijos, procreando  10 hijos con su esposo y 6 más que crió como suyos, “mi esposo y yo tenemos 56 años de casados y en los momentos más difíciles me ha apoyado  y alentado a seguir adelante, lo mismo pasó con mis hijos; estoy muy agradecida con Dios por la familia que me dio”.

Narró que hace más de 20 años al tocarse los senos se detectó una bolita en uno de ellos y  resuelto ser cáncer, por lo que tuvo que asistir a quimioterapias para poder sanar, hasta que finalmente le extirparon el seno, sin embargo con el paso del tiempo de nuevo recayó en la enfermedad, detectando otra bolita en la otra mama -mientras platicaba su historia, todos sus sentimientos se removieron, ya que no pudo evitar las lágrimas al explicar lo sucedido-.

Destacó que la primera vez que supo que tenía cáncer el cielo se le nubló y estaba con el “Jesús en la boca”, llena de nervios y miedo de pensar en la palabra, “en ese momento dije, ya me voy a morir; sin embargo, mis hijos me apoyaron llevándome a diversos doctores, logrando con tratamientos vencer el padecimiento, situación que agradecí a Dios y a los doctores que me atendieron”.

Modesta Garzón, quien vive en la colonia Centro sobre la calle Morelos, platicaba con la reportera de CPS Media, detallando  lo duro  que ha sido su vida, pues hace 7 años el tormento regresó de nueva cuenta,  al autoexplorarse se percató que tenía una bolita en la mama, por lo que otra vez empezó el calvario de recorrer las instituciones de salud y médicos especializados, logrando finalmente salir victoriosa de su lucha contra el cáncer.

Refiere que periódicamente acude a terapia y a revisiones médicas, exhortando a las mujeres a autoexplorarse y visitar el doctor de manera regular, “el cáncer es curable si se detecta a tiempo, no hay nada  más importante que la vida y más si hay hijos de por medio; no hay que tener miedo a las mastografías o al Papanicolaou.