Soy Georgina: la historia de la Cenicienta moderna

El pasado jueves 27 de enero se estrenó a través de la plataforma de Netflix, Soy Georgina. Un reality que aborda la vida de la influencer y modelo, Georgina Rodríguez, esposa del máximo futbolista de todos los tiempos, Cristiano Ronaldo.

Por un lado, se nos va dosificando la historia de una chica “humilde” de clase media, que se abre las puertas en Madrid, mientras conoce al astro del fútbol. Un encuentro del destino que cambió la vida de la modelo. Una historia tipo “Cenicienta”; que gana el premio mayor al conocer a Cristiano, gozando hoy de una vida de lujo y extravagancias.

En cada capítulo obtenemos un poco de información sobre las labores altruistas de la modelo como la atención personalizada asociaciones enfocadas al cuidado de la infancia. Se dibuja una mujer entregada a sus hijos, a su familia y se nos permite ver la historia color de rosa al lado de su príncipe azul.

Desde el inicio, Georgina advierte que los sueños se cumplen y que ella sabía que le esperaba un futuro “grande”:

“Cuando era pequeña, soñaba con tener una familia maravillosa, con construir un hogar. Soñaba con un príncipe azul a mi lado. Y ahora tengo uno, con unos hijos maravillosos que me dan mucho amor. Y sí, puedo decir que los sueños se hacen realidad”.

Netflix estrenó el reality el día del cumpleaños de Georgina. Aleatoriamente la modelo y el futbolista disfrutan de unas vacaciones en familia en Dubai, para celebrar a todo lo alto el cumpleaños número 28 de la modelo. El futbolista como regalo de cumpleaños consiguió que iluminaran la torre más alta del mundo, el Burj Khalifa para festejar a  su amada ante los ojos de todo el mundo.

Sin embargo, pese a la buena recepción de la prensa rosa y de ocupar el top 10  mundial del catálogo de Netflix. También han surgido polémicas y malas críticas a la serie, causando expectación y malos comentarios.

Por un lado, una ex vecina de Georgina ya ha agitado el “bitachero”, mientras que su media hermana Patricia, también ha despotricado contra la modelo.

 

Te puede interesar: Miss USA 2019 se quita la vida tirándose de un piso 60

 

Sandra Garaizar, una ex vecina de la española, comentó que la modelo ha querido demostrar en la serie un pasado “humilde” mostrando su apartamento de soltera, bastante modesto, cuando en realidad la “influencer” nunca tuvo problemas económicos antes de conocer a Ronaldo.

Garaizar mencionó que Georgina nunca vivió en el departamento que muestran en el reality, de hecho, la casa que tenía Georgina era una casa tipo estudio con todas las comodidades:

“La casa es un estudio que estaba muy bien, tenía piscina en la azotea, plaza de garaje, era un estudio pequeñito pero estaba super bien. Y ella lo pone todo super trágico. Luego las imágenes se las graban en otra casa, no en esa”.

Por otra parte, su media hermana, Patricia, ha declarado que no tiene ningún contacto con su hermana y que le causa “lástima y tristeza” verla en la serie; argumenta que la modelo es muy solidaria con niños necesitados, pero con su propia familia, ni la frecuenta, ni la ayuda:

“Georgina es muy solidaria con los niños necesitados pero no con sus sobrinos. No quiso molestar a Cristiano para que firmase una camiseta a mi hijo porque estaba de vacaciones”, ha seguido contando la joven en el plató.

Georgina no ha respondido directamente a estas acusaciones, pero publicó un mensaje en su cuenta de Instagram para agradecer a su familia que son “incondicionales e inseparables”, pero sin mencionar a su media hermana.

La familia de Ronaldo se encuentra de vacaciones en Dubai; en el Instagram de Georgina se puede apreciar la barriguita de 4 meses que espera a mellizos. Mientras tanto, la nueva serie Soy Georgina goza de un gran éxito.

¿Y tú ya la viste?, ¿qué te pareció? Comenta en nuestras redes sociales.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.