Tecla 7/6 BARBARIDAD

El prometer no empobrece, reza el refrán. Pero, en lugar de salir con barbaridad política, en pleno activismo político, debería de imponerse la mesura, la prudencia, el fundamento. El pretender convencer no debe de rayar en la exageración o en el soltar palabras para el olvido. 
   Al respecto, en un encuentro con personal del sector salud, el candidato de la coalición Morena-PT a la presidencia municipal de Los Cabos, Óscar Leggs, “refrendó el apoyo de su gobierno municipal al sector salud en coordinación con el Gobierno del Estado, para brindar el apoyo que requieren, sin importar que se encuentren laborando en hospitales, centros de salud u otra institución”.
  En un comunicado de campaña se indica que Leggs anticipa “sin duda, vamos a apoyarles desde el gobierno municipal con insumos para que desempeñen sus labores con toda la seguridad posible, sin importar en qué institución labores; además, también los vamos a incluir en el programa de vivienda y tengan un espacio digno en donde vivir. Además recordarles que a partir de nuestro triunfo del 6 de junio, el 15 vamos a arrancar con las mesas de trabajo con todos y cada uno de los sectores y poderlos apoyar en coordinación a todos los gremios, comunidades y colonias de Los Cabos”.  
   Ya no se trata entonces, tan sólo de reserva territorial en la que se puedan aplicar diferentes instrumentos o herramientas financieras para la construcción de vivienda social. Ya se da por hecho, al aludirse en el mensaje del morenista de vivienda digna, que tendrían por tal servicios y obras públicas (drenaje, agua potable, electricidad, pavimentación). ¿Tiene idea el morenista del presupuesto a requerir cuando en Los Cabos hay miles de familias viviendo en condiciones deplorables por el severo rezago urbano, e incluso, con asentamiento en plenas zonas de riesgo en donde vidas y bienes se encuentran en peligro?.
   Podrá decirse que entraría el Gobierno federal. Pero, sucede que ya se está casi a la mitad del camino de la 4T, y  no sólo no se han atendido los asentamientos marginados, sino que ya hay más familias en las zonas de riesgo. Cómo convencer con la aplastante realidad y prometer vivienda “digna”, si no le alcanza al presupuesto municipal de egresos para evitar que Los Cabos sea un lugar de sed, como lo es; entonces, de dónde va a salir para miles de viviendas dignas, con todos los servicios y obras públicas.
   Dos descripciones de “barbaridad”:
Definiciones de Oxford Languages 
(https://www.google.com/search?q=barbaridades&oq=barbaridades&aqs=chrome..69i57j0l9.2025j1j15&sourceid=chrome&ie=UTF-8):
   1.Dicho o hecho que causa sorpresa y rechazo por ser especialmente torpe, equivocado o exagerado.- “es una barbaridad que quieras vender tu casa por tan poco dinero”
En la Real Academia Española (https://dle.rae.es/barbaridad). Barbaridad: 1. f. Cualidad de bárbaro. 2. f. Dicho o hecho necio o temerario. 3. f. Acción o acto exagerado o excesivo. 4. f. coloq. Cantidad grande o excesiva. Ganan barbaridades de dinero.
–qué barbaridad
1. loc. interj. Utilizada para indicar asombro, admiración, extrañeza.
–una barbaridad
1.  loc. adv. Muchísimo, excesivamente. Sufre una barbaridad.
Habría que puntualizar que el Presupuesto Municipal de Egresos del Ayuntamiento de Los Cabos para el ejercicio 2021 fue autorizado por 2 mil 185 millones 135 mil 700 pesos.
El 16 de diciembre del año pasado, el gobierno municipal cabeño difundió que la exposición de motivos de tal partida estuvo a cargo del tesorero general municipal, Rigoberto Arce Martínez, “quien destacó que el presupuesto para el 2021 se encuentra integrado por cada uno de los gastos de todas las dependencias municipales y una disminución de 260 millones en relación al presupuesto del año pasado; no obstante, durante el próximo año existe un aumento considerable hacia Atención Ciudadana y Obras Públicas en beneficio de la ciudadanía”.
    Está bien hablar de vivienda digna. No obstante es mejor alentar el pronunciamiento con el fundamento de dónde saldrían los recursos y aludir un monto, para que la promesa se pueda medir y por tal, para que tenga seguimiento a una ruta de certeza. Un problema tan dramático en Los Cabos (más cuando se está en medio de la ruta ciclónica) requiere de un trato humano, creíble, no la conducta superficial electorera. 
    Leggs, ya encarrerado soltó que “en sus tres años del gobierno municipal, tendrá todo el respaldo del gobierno federal y estatal para ir avanzando en el rezago del desarrollo social de más de 20 años en el municipio de Los Cabos”. Mas cómo lograrlo si va de la mano en campaña con cuatro ex presidentes municipales que significan 13 años de esos 20 que alude de rezago en el desarrollo social. 
   Los tiempos políticos deberían ser de certeza, no de campañas que en la esencia proselitista sin rubor alguno hacen de la demagogia estandarte, cuyas palabras  se lleva el viento.
   DISPAROS EN LA IMPUNIDAD 
Ayer fue asesinada en pleno acto de proselitismo, Alma Barragán, candidata del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Moroleón, Guanajuato. En este terrible clima de impunidad en donde las bandas criminales sacuden al proceso electoral, apenas hace unos días por igual en un crucero vial, haciendo proselitismo fue asesinado Abel Murrieta, abanderado del Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, Sonora. La lista es larga en las víctimas de la violencia en estas elecciones 2021. Desde Palacio Nacional se insiste en abrazos, los asesinos, disparan.

Los comentarios están cerrados.