Tecla 7/6 DEMOCRACIA, LA OTRA DISPUTA

Tecla 7/6 DEMOCRACIA, LA OTRA DISPUTA

“Un atentado a la democracia”, se advirtió desde Palacio Nacional.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, exhibía que no estaba nada conforme con la resolución del INE, en la que el árbitro electoral ratificaba el retiro de la candidatura de Félix  Salgado Macedonio (Morena) por la gubernatura de Guerrero.
Salgado Macedonio es por esto y mucho más el símbolo y estandarte político de Morena. Y para Morena y los mensajes que emanan desde Palacio Nacional, el adversario en la esquina de enfrente es el INE. Al que por un lado, el Presidente anticipa que hay que desaparecer o reformar; y por el otro, Salgado Macedonio arremete con su tono pendenciero (es un privilegio está visto, conectar la lengua al cerebro) que Córdova, el presidente del INE, ya está muerto. 
Salgado Macedonio es el símbolo y estandarte morenista víctima (sin importar las denuncias por abuso sexual de por medio). Mario Delgado va codo a codo con Salgado Macedonio y a cuyo candor no sería ajeno el morenismo sudcaliforniano, presidido por Víctor Castro y Alberto Rentería. Si es símbolo y estandarte de Morena, no sería extraño que ambos, Víctor Castro y Alberto Rentería, invitaran a Salgado Macedonio a que les acompañara en el activismo que realizan por Baja California Sur.
El INE va a dar más de qué hablar. Aún uno se pregunta cuál será ahora la postura del TEPJF –con un  presidente magistrado proclive a Salgado Macedonio--, una vez que el Consejo General del INE atendió el pronunciamiento judicial para que revisara lo de la candidatura morenista a la gubernatura  de Guerrero.
En el tiempo democrático, la otra disputa, desde Palacio Nacional.   
Sobre el INE y otros temas de interés, en un documento de 200 páginas de la organización civil Signos Vitales (https://signosvitalesmexico.org.mx/reportes/el-valor-de-la-verdad-full/), describe:
“Los tiempos electorales han sido, tradicionalmente, utilizados por los gobiernos en turno para promocionar logros y condicionar beneficios.” 
Aunque como opositor, Andrés Manuel López Obrador criticó fuertemente el tratamiento electoral de los programas sociales y el proselitismo directo e indirecto de los funcionarios durante las campañas, ya como presidente ha caído en estas prácticas, solo que en un contexto de crisis sanitaria y económica sin parangón.” 
“El presidente ha invertido tiempo en descalificar a quienes considera sus oponentes, entre los cuales incluye al INE; y ha desplegado una estrategia electoral que usa los programas sociales y las campañas de vacunación como propaganda personal”.
El Comité Ejecutivo de Signos Vitales que se integra por  María Amparo Casar, Enrique Cárdenas* Julio Frenk, María Elena Morera, Valeria Moy, Federico Reyes Heroles, Jorge Suárez Vélez, Duncan Wood, Carlos Lascurain, Director Ejecutivo y Prosecretario *Presidente 2020-2023, sintetiza de manera directa que “la autoridad que más ha sido criticada por López Obrador es el Instituto Nacional Electoral”. 
Aunque la enemistad entre el presidente y la autoridad electoral administrativa no es nueva –se indica--, la posición que ocupa López Obrador agrava sus comentarios de desprestigio contra el INE que, al menos en 27 ocasiones, ha sido el destino de comentarios de desprestigio por parte del Ejecutivo federal durante sus conferencias mañaneras.
También, se cita que “de manera complementaria a los ataques contra el INE, y como había ocurrido en sexenios anteriores, se ha observado que el gobierno de México le ha añadido un componente electoral a la repartición de programas sociales. La muestra más clara es la construcción de padrones de beneficiarios opacos que no se conocen y que fueron construidos por los 22 mil 914 siervos de la nación. Cabe resaltar que los miembros de este cuerpo territorial del gobierno se identificaban con chalecos que incluían la imagen del presidente, lo que valió que en 2019 el INE mandatara cambiar esta indumentaria al considerarla como propaganda”.
Signos Vitales señala además, “a más de dos años de haber iniciado su gestión y con una aprobación cercana al 60%, el presidente López Obrador continúa tomando decisiones que alejan a los mexicanos cada vez más, de alguna recuperación factible y tangible en relación a toda una gama de problemas que se están enfrentando en la actualidad”. 
“Con ese nivel de aparente consentimiento de la sociedad, se entiende que la única verdad que puede y debe de prevalecer en el país, es la que el mandatario disponga, provea y coloque diariamente en los medios de comunicación. Parte de esta estrategia de alejamiento a la solución oportuna de problemas, se basa precisamente, en fragmentar o eliminar la verdad y en atentar en contra de la cooperación ciudadana”.
Hay una cita directa de unas cuantas palabras: 
“El gobierno de un solo hombre ha acelerado el proceso de militarización desde el inicio de su mandato”.
   Se subraya: 
“En la medida en la que se ha profundizado la pobreza y la violencia, el miedo, la preocupación y el estrés son respuestas normales en momentos de una crisis como la que estamos viviendo. Al temor de contraer el virus, se suma el impacto de los cambios en nuestra vida cotidiana para contener y frenar la propagación de contagios. Las desafiantes realidades como la profundización de la pobreza, el desempleo, los aumentos en los índices de violencia intrafamiliar, la exacerbación de las desigualdades, el distanciamiento físico, el trabajo y la educación de los niños desde el hogar, la ansiedad por conseguir suficiente alimentación, así como la falta de contacto físico con los seres queridos y amigos, deterioran aún más el estado de ánimo y las emociones de las personas. Una alerta más que permanece encendida desde hace varios años, es la que refiere al nivel de gobernabilidad en el país”.
Democracia, la otra disputa.

Comparte