Tecla 7/6 HISTORIAS QUE AMARRAN AL TIEMPO

Tecla 7/6 HISTORIAS QUE AMARRAN AL TIEMPO

No tenía Ernesto Ibarra alguna posibilidad de imponerse a Óscar Leggs en la candidatura del PT –como partido “siglado” en la coalición con Morena—por la candidatura a la presidencia municipal de Los Cabos. Había sido el candidato del PT a la alcaldía cabeña en el 2018. Pero sólo eso. El tiempo de elecciones cambia, no el núcleo petista del ´95. Incluso, con los 25 mil votos de Ibarra hace tres años, no estaba en sus manos el membrete partidista. No sólo ello, terminaría como una carta de cambio de quien supuestamente era su principal promotor, el diputado federal petista Alfredo Porras.   
    Hoy, lo de Ibarra con el PT y el agundismo, terminó, finalmente, en una historia rota. Ibarra es candidato de Fuerza por México y Leggs por la dupla Morena-PT. Ibarra despotricó por la candidatura a la alcaldía cabeña contra Narciso Agúndez, el morenista Leggs lo hizo contra su dirigente estatal Alberto Rentería por la planilla edilicia que acusó --ante el propio abanderado de Morena a la gubernatura, Víctor Castro--, le estaban imponiendo espacios edilicios.
   El 27 de marzo del 2010 es para ilustrar el núcleo de la entonces familia feliz política agundista. NO estaba Ibarra, sí Leggs. Los asistentes al encuentro de Caduaño sólo tenían vivas para Narciso Agúndez, José Antonio Agúndez y Luis Armado Díaz. Festejaban la integración municipal de LAD, las siglas del entonces secretario general de Gobierno, pero para no caer en el supuesto de activismo electoral, se trataba del movimiento político Libre Asociación Democrática. Once años después, toda coincidencia con los “no” precandidatos pero sí “coordinadores” de la 4T es morbo fundamentado, para el INE la sanción como el retiro de la candidatura de Félix Salgado Macedonio. Simulación política para dejar arrinconado el “NO” mentir.
   De esa agrupación política en el 2010 para aplanar los tiempos políticos en los que, finalmente, sería postulado Luis Armado Díaz, candidato a la gubernatura (2011), al igual que José Antonio Agúndez, a la presidencia municipal de Los Cabos, había sido designado, precisamente Óscar Leggs, como  vicepresidente. 
    Todos se dejaban querer. Se aplaudían. Desde Loreto había llegado incluso, Yuan Yee Cunningham. Hasta Rodmiro Amaya se había dejado ver para la foto, después de aquel rompimiento con Leonel Cota por arropar a Narciso Agúndez en la candidatura perredista (2005) por la gubernatura sudcaliforniana.
    Como presidente de LAD sería designado Víctor Ortegón Góngora y como secretaria general, Armida Castro. 
   Aquel 27 de marzo del 2010 los asistentes lucían los colores amarillo y negro (del PRD) y unos con playeras de LAD y otros con “ESTO ny empieza’’. Tony Agúndez iniciaba por igual el activismo por la alcaldía cabeña. No faltó la banda, el payaso, la comida. Y cuando Luis Armando Díaz alzó las manos con sus compañeros, se soltaron globos amarillos y negros.
    En medio de aquel júbilo, Óscar Leggs, el vicepresidente del LAD.
    Otro dato:  Óscar Leggs fue suplente del diputado local René Núñez, en la XI legislatura (2005-2008). Núñez es el actual representante o coordinador o activista en Los Cabos del morenista Víctor Castro en el proselitismo político por la gubernatura.
    Pero, al ver Leggs un mundo “rosado” con las administraciones agundistas (con grandes “beneficios”, según el candidato morenista.-petista), pese al agravio social por el brutal rezago en infraestructura urbana, Leggs en recientes declaraciones se lanzó contra las últimas administraciones municipales, pasó por alto que, precisamente, Núñez, fue el responsable del organismo rector del agua potable con Arturo de la Rosa. Ya Los Cabos tenía sed con Arturo de la Rosa, con Armida Castro se agudizó el problema.   
    Entonces, desde la propia casa morenista se genera el morbo político de cómo ir a convencer en campaña, cuando se advierte de responsabilidades de las realidades actuales entre propios activistas morenistas.
   Una década después, Ibarra se topaba con pared. Once años después de aquel evento del “LAD”, Luis Armando Díaz, es el dirigente estatal petista, Antonio Agúndez, es el dirigente municipal. Y Narciso Agúndez, el puente efectivo con la dirigencia nacional del PT. Y sí, el vicepresidente de aquel “LAD”, es candidato.
   Alfredo Porras ya anda en campaña al lado de Leggs, quien no obstante tras la ruptura dada con Ibarra y las diferencias con el agundismo no se ve con ninguna cabeza de playa política en Los Cabos. Si Ibarra la tenía difícil con la candidatura del PT, Porras la tiene más que complicada para lograr la reelección.
     Costos en historias rotas.
    Historias que amarran al tiempo, aun cuando cambien los procesos electorales.

GRILLAS Y GRILLAS
   --Que queme para la senadora Antonia Cárdenas de Morena, quien acabó por pedir disculpas a Ricardo Monreal y puso a balcón que el presidente tenía interés por Jalisco y Nuevo León (en donde avanza Movimiento Ciudadano). Tenía el sitio digital abierto del senado y se puso a decir cosas. Que Monreal les había dicho los intereses del “presidente”. La mayoría morenista a “lo que usted diga, Presidente”. Así el Poder Legislativo en tiempos electorales. Para los malos pensados, después se intentó aclarar que lo del presidente no era lo de AMLO, sino de Mario Delgado. Pero, hoy toca turno a la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados con el transitorio de dos años más para la presidencia de la SCJN, y lo que se supone un ensayo político que podría resultar en el riesgo de otro “transitorio” para más tiempo en la Presidencia de la República…        
--PREGUNTA OBLIGADA: si el Presidente López Obrador insiste en dar cuenta de obras y programas sociales con todo y amonestaciones de por medio del INE, en Baja california Sur, Carlos Mendoza Davis llegaría a hacer eco y hacer lo propio en estos tiempos de proselitismo político. Y más aún que se quedaran callados Víctor Castro y Alberto Rentería.

Comparte