Ten cuidado con el “tallado de tarjetas”; Condusef alerta de nuevo fraude

Sabemos que el último mes del año es uno de los más movidos, en cuanto a transacciones o movimientos bancarios se refiere. Diciembre es un mes marcado por la prestación del aguinaldo, para millones de trabajadores mexicanos. Pero, con la llegada de este ingreso extra, los fraudes también están a la orden del día.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), alertó a la ciudadanía sobre un nuevo modo de operar de los delincuentes, se llama tallado de tarjetas y sucede en los cajeros automáticos.

¿Cómo ocurre?

 

Este nuevo fraude opera cuando vas a hacer alguna transacción en el cajero; el delincuente se hace pasar por un trabajador del banco, o un cliente. Previamente altera la ranura donde ingresas tu tarjeta, y cuando vas a hacer algún retiro este “presenta fallas”. En ese inter, el ladrón te ofrece su ayuda y trata de arreglar el problema de la ranura.

En este engaño operan dos o más personas. Mientras tu estás ingresando el NIP de tu tarjeta, otra persona te ve desde otro punto del cajero y lo memoriza. Entonces cuando metes la tarjeta a la ranura, se queda atorada, es cuando la persona “amable” te ofrece su ayuda.

En ese lapso de tiempo, el ladrón te pide tu tarjeta “para limpiarla” y mientras tu estás angustiado y sacado de onda, él te la cambia por otro plástico, pero, como tu estás abrumado y apurado, no te darás cuenta que te cambio el plástico.

Mientras tu metes la tarjeta falsa en otro cajero y ves que no funciona, él ladrón se va con la tarjeta original y tu NIP.

Por tal motivo, la Condusef pidió a la ciudadanía, no aceptar ayuda de extraños, ni hablar con desconocidos mientras estés en el cajero automático. De ser posible, tapa tu NIP en el momento que hagas alguna transacción, y, no permitas que ningún desconocido tome tu tarjeta.

 

Te puede interesar: Inflación en noviembre se ubica en 7.37% anual 

Si ya caí, ¿Qué puedo hacer?

 

Si ya sufriste este fraude, o, algún familiar o conocido, debes informar lo antes posible a las instituciones financieras;  muchas de ellas tienen un seguro por retiros no autorizados, eso deberás aclarar en tu sucursal más cercana.

También tendrás que acudir a las instalaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, para pedir asesoría personalizada.

 

Los comentarios están cerrados.