Toyota no asistirá a la inauguración de Tokio 2020

Ningún responsable de Toyota, patrocinador de los Juegos Olímpicos de Tokio, asistirá el viernes a la ceremonia de inauguración, y el grupo no emitirá anuncios televisivos relacionados con el evento, declaró este lunes a AFP una portavoz del grupo japonés.

Toyota, primer fabricante de automóviles del mundo en 2020, es uno de los principales socios del movimiento olímpico, comprometidos en varios Juegos Olímpicos y que han contribuido con un total de 500 millones de dólares a los Juegos de Tokio.

Pero estos Juegos Olímpicos son mal aceptados por una gran parte de la población japonesa, debido a la persistencia de la pandemia, y el evento tendrá lugar casi en su totalidad a puerta cerrada mientras que los casos de covid-19 vuelven a aumentar en la capital.

“Los responsables de Toyota no asistirán a la ceremonia de apertura y la razón principal es que no habrá espectadores”, declaró a AFP una portavoz de Toyota.

Según los medios de comunicación japoneses, menos de 1.000 funcionarios y personalidades olímpicas, incluidos representantes de patrocinadores, podrán asistir a la ceremonia.

Sin embargo, la vocera de Toyota matizó las informaciones de varios medios de comunicación locales según las cuales el fabricante había cancelado sus planes de emisión de anuncios televisivos relacionados con los Juegos Olímpicos en Japón.

“Desde el principio nunca se habló de difundir anuncios relacionados con los Juegos Olímpicos (…) en Japón” que hagan promoción de los productos del grupo, afirmó a AFP.

Toyota, no obstante, ha renunciado “desde hace algún tiempo” a difundir en Japón su campaña mundial “Start your impossible”, que destaca a deportistas apoyados por el grupo e insiste más en sus valores que en sus productos, precisó.

– Temor al covid –

Además de los patrocinadores principales del movimiento olímpico, del que forma parte Toyota (junto con otros dos grupos japoneses, Panasonic y Bridgestone), unas sesenta empresas niponas habían invertido 3.300 millones de dólares en los Juegos Olímpicos de 2020, una suma récord.

Sus esperanzas de beneficios positivos se pusieron en duda por la prohibición de la presencia de espectadores, aunque los patrocinadores pueden contar siempre con una exposición internacional a través de la televisión y el streaming.

Este lunes, el director de comunicación de Toyota, Jun Nagata, también dijo a la prensa que mantener los Juegos Olímpicos de Tokio se había convertido en algo “difícil de entender” para la población japonesa.

Se teme un brote de infecciones relacionadas con las Juegos Olímpicos, mientras que este fin de semana se han notificado los primeros casos de covid-19 entre deportistas en la Villa Olímpica, pese a las duras restricciones.

“Sé que estos socios y patrocinadores han tenido que luchar para apoyar a Tokio-2020”, declaró este lunes el portavoz del comité de organización Masa Takaya ante la prensa.

Teniendo en cuenta el ambiente en Japón, “cada empresa debe decidir ella misma la forma en que quiere enviar sus mensajes” al gran público durante los Juegos, añadió.

El Comité Olímpico Internacional (COI) también ha preferido quitar hierro al tema.

La decisión de Toyota sobre sus actividades promocionales en Japón “no es un cambio de estrategia y el grupo ha adoptado esta postura desde el inicio de la pandemia”, afirmó el COI en una declaración enviada este lunes por correo electrónico.

Los comentarios están cerrados.