Tren Maya, su costo pasó de 141 mil a 180 mil mdp

Este domingo 20 de febrero, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) publicó el informe Cuenta Pública 2020. En ella se realizaron hasta ocho auditorías al Tren Maya.

En el transcurso de dos años, el monto de la inversión estimada para el Tren Maya aumentó un 26.9 %; pasó de 141 mil mdp que se esperaba en 2019 a casi 180 mil mdp en el 2021.

La ASF señaló que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) no actualizó los indicadores de rentabilidad a pesar del aumento millonario, como la demanda de pasajeros y la carga que tendrá el tren en operación.

Te puede interesar: AMLO dice que su hijo sí trabaja como asesor del Tren Maya

Es por ello que la ASF instruyó a la Fonatur a que: “Perfeccione los indicadores para evaluar los avances del proyecto y que actualice el estudio de demanda del proyecto”.

Asimismo, el informe destaca que la fecha de finalización de los estudios de preinversión se ampliaron hasta el 2022:

“Lo que generaría demoras en la entrada en operación del proyecto, prevista para 2023, y limitaría el cumplimiento del objetivo, relativo a promover el desarrollo económico y detonar el producto turístico de la Península de Yucatán”.

El informe también indica que al tercer trimestre del 2021, Fonatur había invertido 33 mil millones de pesos en la obra, lo que representa solo el 18.5 % de la inversión total.

Asimismo se indicó que en el 2020, solo en los tramos 1 y 3 quedaba pendiente adquirir el derecho de vía de 300 kilómetros, pues con la contingencia sanitaria hubo una demora en la compra de los derechos de vía por donde pasará el tren:

“De no corregir las debilidades encontradas, incrementa el riesgo de que el proyecto no entre en operación en la fecha prevista y no se alcance el objetivo de promover el desarrollo económico, detonar el desarrollo turístico incluyente en la Península de Yucatán (…) y propiciar el ordenamiento territorial”.

 

Irregularidades

En el Tramo 1 de Palenque a Escárcega, la ASF detectó irregularidades en el pago de 50 millones de pesos por intereses financieros y trabajos no realizados:

“No se comprobó la ejecución de los trabajos conforme a los alcances y rendimientos considerados en las matrices de precios unitarios correspondientes, en cuanto a materiales, mano de obra y equipo”.

También se especificó que Fonatur:

“No contó con un protocolo de debida diligencia para garantizar las mejores condiciones en contrataciones públicas”.

La Fonatur deberá aclarar la firma de un convenio con la subsidiaria Fonatur Tren Maya S.A. de C.V., a quien pagó 650 millones de pesos por “subcontratación de servicios con terceros” pero no se recibió ningún bien o servicio que justificara este gasto.

Finalmente, Fonatur informó que pagó 652 millones de pesos en indemnizaciones para los propietarios de las superficies liberadas para el derecho de vía, sin embargo la ASF asegura que Fonatur brindó información parcial que justificaba el gasto de 117 millones de pesos pero:

“No proporcionó información que justificara el pago por los 11 millones 800 mil pesos restantes”.

Los comentarios están cerrados.