Turistas dejaron el avistamiento de ballenas por temor a la pandemia

Prestadores de servicios turísticos de puerto Adolfo López Mateos, expusieron lo difíciles que fueron los últimos dos años por la baja afluencia de turistas durante la temporada de avistamiento de ballenas debido al Covid-19, con una disminución del 70 por ciento en las visitas que tenían previo a la pandemia.

Alushe Camacho, prestador de servicios turísticos, detalló que en el período de enero a marzo solían llegar alrededor de 60 mil personas, en cambio el año pasado registraron unas 20 mil, y esta temporada estiman un aumento considerable.

“Entre semana estamos recibiendo unas 200 personas y fines de semana calculamos alrededor de 400, definitivamente esta temporada ha sido mucho mejor que la temporada pasada porque tuvimos muy pocas visitas pues todos estábamos con la incertidumbre y miedo del Covid. Pero ahorita la mayoría de las personas ya están vacunadas y tienen más confianza para viajar y hacer las actividades”, detalló.

De igual manera, la cuarta ola de contagios que se vivió en Baja California Sur en diciembre y enero también los afectó seriamente ya que el primer mes del año lo consideraron “pésimo” con tan sólo 15 recorridos en todo el mes.

Agregaron que en días buenos del 2021 llegaron a tener 30 visitantes al día, en comparación a este año que reciben por lo menos 200 personas diarias. Es por este motivo que estiman concluir la temporada con buenas cifras entre 30 mil y 40 mil turistas.

“En promedio recibíamos unas 20 a 30 personas por día cuando bien nos iba, y en fin de semana unas 80, y pues nos las compartíamos entre los prestadores de servicio. El año pasado recibimos un 30 por ciento de lo que hemos recibido esta temporada”, agregó.

Aunque la media península ya está en semáforo verde, los protocolos de salud se mantienen tanto en las embarcaciones como en la plaza pública de acceso al puerto con la toma de temperatura, lavado de manos y gel antibacterial, además de la constante desinfección de chalecos salvavidas, uso obligatorio de cubre bocas y un máximo de ocho personas por embarcación.

Los comentarios están cerrados.