A un año del T-MEC y México sigue estancado

El 1 de julio del 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador hablaba sobre una “nueva era” con la implementación del T-MEC, que venía a suplir al TLCAN:

“Consideramos que es muy importante lo del tratado, que es muy oportuno, además en estos tiempos que va a ayudar mucho a la economía de los tres países, que va a ayudar mucho a los pueblos de las tres naciones”.

Durante el 2020 hubo una contracción histórica del 8.2 % del PIB, por lo que el Gobierno de México pronostica un repunte del 6.5 % para este año, argumentando que la mayor parte de la economía depende del comercio internacional.

Sofia Ramírez, directora general de la asociación “México, ¿cómo vamos?”, dijo:

“Somos un país cuya ventaja comparativa son las manufacturas y, en ese sentido, la recuperación y reactivación económica en Estados Unidos nos han ido jalando”. 

México, principal socio comercial de Estados Unidos

En México, las principales industrias beneficiadas son la automotriz, la manufactura de cómputo, textil y química.

Sin embargo, los efectos del T-MEC se podrán notar hasta el 2022 pues los principales inversionistas aún tienen incertidumbre en la evolución de la política energética de López Obrador.

Así lo explica el profesor Héctor Magaña:

“Las inversiones derivadas del T-MEC no se han producido en su totalidad y se está a la espera de cómo concluyan diversos asuntos en la economía de nuestro país, para ver si estas inversiones pueden florecer”.

Los retos

Los principales retos que plantea el T-MEC son:

  • La transformación laboral
  • La transición energético-medioambiental
  • El reshoring

México también debería aprovechar el endurecimiento de las relaciones entre China y Estados Unidos para atraer inversiones del país asiático, tomando en cuenta que China es el segundo mayor receptor de inversión extranjera directa en el mundo.

Con respecto a la inversión extranjera directa, México debería tener un papel más relevante en el mundo pues tiene diversas ventajas, como son: 

  • Un acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.
  • Bajos costos laborales
  • Infraestructura industrial adecuada
  • Buena industria de servicios
  • Marco de protección sobre derechos de propiedad intelectual

Mientras países como Estados Unidos, Vietnam, Europa, Brasil y China atraen inversión extranjera, México no termina de establecerse por todos los cambios que han tenido sectores como el energético; además se tiene muchas limitaciones con respecto al Estado de Derecho, lo que genera mucha incertidumbre.

Los comentarios están cerrados.