Urgente que secundarias implementen programas preventivos para que no impere la cultura de la violencia en Los Cabos: Georgina Hernández

Urgente que secundarias implementen programas preventivos para que no impere la cultura de la violencia en Los Cabos: Georgina Hernández
  • Luego del caso de bullying suscitado en escuela de Cabo San Lucas, la ex directora del IMMLC y ex diputada local, señaló que debe darse una campaña intensiva entre los jóvenes estudiantes para promover la paz y la solución no violenta de conflictos con respeto a los derechos humanos
Leticia Hernández Vera San José del Cabo.- La situación de violencia que ocurre en nuestro territorio está generando que toda la sociedad pero en especial los niños y jóvenes asuman una cultura de violencia, lo cual es muy preocupante y hay que tomar cartas en el asunto, sociedad, escuelas, padres de familia y autoridades, para no generar esta forma de conducta entre nuestros jóvenes, así lo señaló Georgina Hernández Beltrán, especialista en temas de equidad de género, ex directora del Instituto de las Mujeres del Municipio de Los Cabos y ex diputada local. Dijo que estamos ante una situación muy grave en Los Cabos, recientemente acaban de dar cifras por parte del Sistema Nacional de Seguridad Pública, donde señala que Baja California Sur está en los primeros estados donde se ha acrecentado la violencia extrema en los últimos años, ha incrementado en un 685 por ciento la violencia en este año con respecto al pasado, algo que jamás se había vivido. Es muy preocupante lo que está pasando, porque la manera como están resolviendo los conflictos es mediante la violencia, las ejecuciones que están ocurriendo en nuestro territorio a plena luz del día y lo más grave es que todo esto se va instalando como una manera de vivir, se va normalizando y ya no nos parece raro que esto ocurra, pasa a convertirse en violencia estructural porque se nos obliga a vivir en un contexto de violencia donde no se perciben las consecuencias en un futuro inmediato en la vida de todas las personas, sobre todo de nuestros seres más frágiles que son los niños y jóvenes. Cuestionó la forma cómo circulan las imágenes sanguinarias y violentas en las redes, esto mide algo sumamente grave, porque es la emoción que genera en los jóvenes al compartir estas escenas que lo hacen ver como una moda. Relató que hace un par de meses iba manejando por la Alta Tensión y le tocó ver un pleito de dos hombres en la calle, estaban ahí tirados en el sueldo golpeándose y bañados sus rostros de sangre, pero lo más vergonzoso fue ver la cara de un joven que estaba frente a ellos, con su celular grabando, donde expresaba la cara de disfrute, de placer, con una risa, lo que estaba ocurriendo y que enseguida lo iba a compartir en la red. Subrayó Hernández Beltrán que esto es un foco rojo, cuando ya se observa esta violencia en las escuelas, como ocurrió en un plantel de Cabo San Lucas, donde una joven introdujo una arma blanca, ante lo cual dijo haber seguido el caso con preocupación, porque independientemente de cómo se dieron los hechos, han circulado comentarios de que la joven se defendió del bullying, que las agredidas se lo buscaron, comentarios que justifican y retroalimentan la violencia. Acotó que introducir a un plantel un arma es algo grave que no puede permitirse; y utilizarla, lo es aún más. Pero todavía las actitudes ante esto, por ello la escuela debe tomar medidas urgentes de manera precautoria y sobre todo castigar el hecho, hacer algo porque si aplica sanciones envía el mensaje a los demás compañeros de que este hecho tiene su castigo, pero a la par debe implementar la escuela una campaña intensiva de educación para la paz y solución no violenta de conflictos con respeto a los derechos humanos y tendrá que ser en todas las escuelas secundarias y preparatorias del municipio. Se tendría que hacer un trabajo contra corriente porque el ambiente está generalizado de violencia, pero no queremos quedarnos así. Los contextos violentos en el territorio municipal están instalando una cultura bastante permisiva ante este tipo de hechos y al compartir estas imágenes y tomar fotos a quienes se golpean, ver balaceras como algo normal está muy mal, por lo que deberán tomarse medidas urgentes para los niños y jóvenes. En cuanto al “Operativo Mochila” dijo que ha sido una práctica sumamente criticada porque restringe las libertades de los jóvenes, pero no hay de otra, esto se tiene que controlar en casa, las escuelas deben adoptar otras maneras para generar conciencia a los jóvenes, porque las prohibiciones es lo que más le gusta a los adolescentes, todo lo que les prohíban lo van a hacer. Propuso que se anexe en los libros de texto gratuitos desde primaria y hasta secundaria la educación para la paz, es urgente que los maestros tengan esa información para abordarlo en las aulas, que los jóvenes busquen otras formas que no sean la violencia para dirimir conflictos. Es luchar contra corriente observó, porque todo lo que escuchan, ven los jóvenes es violencia, por ejemplo las canciones, los narco corridos, los mensajes son muy agresivos y el escuchar esta música se va metiendo en la propia vida y los jóvenes lo adoptan como suyo, porque están en proceso de formación de madurez y si nadie les dice que esa música genera violencia, la adoptan como parte de su cultura. “Estamos rodeados de esta cultura y las escuelas pasan a ser el blanco débil; los niños y jóvenes son los más afectados de todo lo que está ocurriendo, el trabajo que deben asumir las escuelas debe ser encaminado a eliminar esas conductas,  apoyados por los padres, más que estar viendo cómo se dio el pleito, la pregunta es qué vamos a hacer padres, maestros, para ser una mejor escuela, para que esto no ocurra en las escuelas”, concluyó.
Comparte