Vecinos de Altezza denuncian haber comprado casas de mala calidad

Manifestación por parte de vecinos de Altezza en CSL

Habitantes de Altezza Residencial de Cabo San Lucas, ubicada a unos metros de la brecha Nicolás Tamaral, se manifestaron la tarde de ayer para exigir a los desarrolladores, primero el abasto de agua potable y segundo que se hagan válidas las garantías de las viviendas, debido a que presenten vicios ocultos que denotan la mala calidad de la construcción.

Exigen al propietario de la constructora, de la cara ante la gravedad de irregularidades a las más de 120 familias, que se sienten engañados por la "cochinada" que recibieron y que van a tener que pagar toda una vida.

Ayer después de las 13 horas vecinos de la zona habitacional, se reunieron a las afueras de las oficinas de venta con un trabajador de la constructora, encuentro en el que se ventiló públicamente como la empresa  ha incumplido en los pagos del servicio de agua potable, que reciben los residentes del fraccionamiento, mismos que tienen más de 3 semanas sin el vital líquido, situación que se torna insostenible dentro del hogar.

Dentro de la discusión los ánimos se encendieron, tanto que los manifestantes impidieron que el trabajador de Altezza ingresará a las oficinas de la constructora, por lo que después de un rato de afrontar la acalorada discusión y haber dicho que ya se había hecho el pago parcial de la deuda al Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos (Oomsapas), el empleado se dirigió a su vehículo con prisa para retirarse del lugar.

Lizett quien vive en Altezza Residencial, dijo que no es un problema reciente sino ya tiene tiempo la situación y en el que no han querido hacer valida las garantías ni tampoco cumplir con el abasto de agua potable y el servicio telefónico.

“Cuando llueve hay vecinos que parece que llueve dentro de su casa y se le ha echado a perder los electrodomésticos, televisores y muebles, incluso hay una vecina que dice, que cuando llueve tiene una cascada al interior de su vivienda”.

Molesta dijo que todo esto, es responsabilidad del dueño de la constructora, pareciéndose injusto que las personas que buscan con ilusión una casa donde vivir adquieran viviendas mal hechas.

Veronica Arnaut, también residente del lugar, dijo que el desabasto de agua potable es una situación insostenible, tienen que comprar el recurso a través de las pipas particulares, debido a que la constructora ni la autoridad suministran el vital líquido.

De igual manera Ana, harta subrayó que las casas están mal hechas y chuecas, si el propietario quiere levantar una barda tiene que cederle ciertos centímetros al vecino para poderla hacer a la medida, además que es imposible hacer un segundo piso.

“Las casas están así, porque el gobierno también tiene la culpa, facilita que cualquier constructora venga y haga estas cochinadas que no son nada baratas, es decir, nos endeudan por años sino es que toda la vida”.

Comparte