Vehículos robados no serán confiscados pero tampoco regularizados

Vehículos robados que intenten ser regularizados no serán confiscados ni remitidos con alguna autoridad judicial, así lo hizo saber la secretaria de Finanzas y Administración del gobierno de Baja California Sur, Bertha Montaño Cota al ser cuestionada sobre el tema e insistió en que están cumpliendo con el decreto nacional y no se trata de una falta u omisión de las autoridades estatales.

La funcionaria dejó en claro que si la persona que dice ser el propietario del vehículo acude al módulo de fiscalización para hacer el trámite de regularización y al momento de subir su documentación a la plataforma nacional aparece con reporte de robo, no seguirán adelante con el proceso y dejarán ir al ciudadano. 

“En este proceso que estamos llevando ahora, en el momento que se sube la documentación a la plataforma y ahí aparece que el vehículo es robado se le dice al contribuyente que su carro no pasa por esta condición y se retira con todo y su vehículo. No estamos embargando, ni reteniendo, ni haciendo ningún procedimiento de embargo con ningún vehículo aun cuando este aparezca como robado”, declaró. 

Esto podría entenderse como una complicidad de delito por no reportarlo a las áreas correspondientes, incurriendo en un acto de cohecho que figura en el código penal federal, también debe tenerse en cuenta que hay casos donde una persona compra el vehículo sin saber que fue sustraído. 

De estas situaciones surge una inconsciencia más en el decreto nacional que ya fue modificado en una ocasión con el objetivo de facilitar el proceso a los ciudadanos, aunque contradiga otras disposiciones del ámbito fiscal y de seguridad, ya que entre los pocos requisitos que se piden para legalizar un automóvil de origen extranjero es entregar una carta donde manifiesten bajo protesta decir la verdad de que el vehículo no enfrenta ningún proceso legal.

“Es muy importante que entendamos bien en qué proceso estamos. Estamos en un proceso de regularización del ámbito federal, tenemos un convenio de colaboración y las reglas de operación se marcan a través de los decretos que se han emitido. El decreto para la regularización dice: “el contribuyente al presentar su documentación se pasa a una plataforma y si el vehículo presenta un problema automáticamente es rechazado y no puede seguir el proceso de regularización”, añadió. 

Por último, Montaño Cota fue reiterativa al mencionar que en los módulos de regularización vehicular no se confiscará ningún bien pues no entra en las funciones establecidas a nivel nacional el hacerlo.

 

Los comentarios están cerrados.