Ven inacción de AMLO para frenar violencia contra la prensa

En conferencia de prensa desde el Palacio Nacional

México sigue siendo uno de los países "más peligrosos y mortíferos" para ejercer el periodismo. Y en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no se han emprendido las reformas necesarias para "frenar la espiral de violencia" contra los medios, advierte Reporteros Sin Fronteras (RSF) en la edición 2021 de su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa.

México ocupa el lugar 143 de un ránking de 180 y es uno de los países coloreados de rojo, que indica que el periodismo se encuentra en una "situación difícil" e incluso "muy grave".

Aunque RSF señala que en México se han registrado algunos avances, "el país continúa hundiéndose en la infernal espiral de la impunidad". Por eso mantiene el mismo lugar del ránking 2020. La colusión de autoridades y políticos con el crimen organizado, subraya la organización, "amenaza gravemente la seguridad de los actores de la información y obstaculiza el funcionamiento de la justicia del país a todos los niveles".

Detalló que los periodistas que investigan temas que incomodan al gobierno, o ligados al crimen organizado, "sufren amenazas e intimidaciones" al grado de que pueden ser asesinados por su labor. "Numerosos periodistas han desaparecido en el país; otros se han visto obligados a exiliarse para ponerse a salvo".

Y el gobierno de AMLO no ha emprendido "las reformas necesarias para frenar la espiral de violencia contra la prensa y la impunidad".

Existe, además, una gran concentración de medios y los comunitarios "carecen de frecuencias de difusión legales y son perseguidos de manera regular".

En términos generales, el informe de RSF revela que, justo en momentos en que la información es clave, en medio de la pandemia de coronavirus, en 73% de países el periodismo está "total o parcialmente bloqueado". En 73 países, la libertad de prensa enfrenta "graves impedimentos", mientras que en otros 59 enfrenta "obstáculos".

Foto: El Universal

 

Comparte