Vendedores ambulantes vistos como carne de cañón electoral

Aumentan denuncias por narcomenudeo

Ricardo Araoz Gamiño, presidente de Colonos de El Médano A.C. dio a conocer que la problemática de vendedores ambulantes es un tema que preocupa ya que las personas dedicadas a esta actividad económica sólo son vistos como mercado electoral y carne de cañón, que, después dejan al garete, es por eso que no hay un control de la actividad, sobre todo con los vendedores que no tienen permiso, es decir, los denominados “golondrinos”.

Detalló que hace más de 20 años cuando él fue presidente de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Los Cabos, se habían empadronado al Municipio ,690 vendedores ambulantes en 5 organizaciones.

En ese tiempo, la autoridad municipal los vio no como gente que requería ayuda, sino como mercado electoral y desde ese tiempo a la fecha se han convertido en carne de cañón, ya que usan a los vendedores ambulantes en épocas electorales.

Indica que posterior a las elecciones los vendedores ambulantes no reciben ninguna ayuda, simplemente los sueltan al garete y en el que mucha gente por necesidad, viene a Los Cabos para seguir su camino a los Estados Unidos y usar el Sur de la entidad para seguir el sueño americano, sin embargo, se quedan en el destino a vender cualquier cosa en la playa.

Puntualizó que en el destino hay empresas mayoristas dedicadas a vender artesanías u otros suvenirs para que los comerciantes ambulantes adquieran y la re-vendan los productos, desafortunadamente, así es la vida de estas personas.

“Explotadas por empresarios y por autoridades que sacan un beneficio de los vendedores ambulantes, debido a que no hay ningún control y en el que siempre se han visto los pleitos entre los registrados y los ´golondrinos´, solamente que a los empadronados como ya están reconocidos, ya no les ayudan” 

Destacó que los vendedores ´golondrinos´ hacen lo que quieren en la playa mientras a los registrados les dicen,  tú no puedes trabajar cierto día, pero a los no registrados los dejan andar como pedro por su casa y hacen lo que quieren”. 

Señaló que los ambulantes registrados todavía se cuidan de llevar el uniforme, de vender lo que tienen en su credencial, mientras  los ´golondrinos´ venden lo que sea.

“Se van con los niños, con las señoras o están los hombres tomando cerveza mientras las mujeres vendiendo, no hay orden en ese aspecto”.

Subrayó que antes se tenía un filtro de seguridad ubicado en el 8 Cascadas, único lugar por donde podían pasar los vendedores ambulantes empadronados, sin embargo, en la actualidad entran por donde sea y a la hora que quieren.

“Ojala se pudiera controlar la actividad debido a que los vendedores ambulantes sin permiso también están vendiendo comida, en plena pandemia, lo que significa un alto riesgo, no se lavan las manos y agarran dinero, qué estamos haciendo; por un lado el Gobernador tratando de controlar los establecimientos, mientras que los vendedores en la búsqueda del sustento olvidan las recomendaciones sanitarias”.

Foto: Archivo

Comparte