Violencia digital: Sororidad Anáhuac denuncia red de “packs”

Recientemente se ha dado a conocer en redes sociales un supuesto chat en Telegram, que habría sido creado por alumnos de diversas universidades de Yucatán, en el que se exhiben fotografías y videos íntimos de compañeras de la máxima casa de estudios.

La semana pasada el “Colectivo Sororidad Anáhuac”, denunció un supuesto grupo llamado “Zorritas UAM” que estaría conformado por al rededor de 1,280 usuarios pertenecientes a la Universidad Anáhuac Mayab, la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) y la Universidad Marista, en donde aparentemente fueron compartidos más de 3 mil fotografías y 400 videos de contenido sexual e íntimo en los que se incluían datos personales de las víctimas y conversaciones.

Fue así, como a través de la presión mediática que se generó al viralizarse este hecho, que la FGE decidió abrir un expediente con el número G8 258/2022, por delitos cibernéticos. Mencionaron que se aplicará la Ley Olimpia contra quienes resulten responsables por violentar las garantías de seguridad e integridad de mujeres.

En un inicio el Colectivo Sororidad Anáhuac había pensado que el grupo estaba conformado por miembros de la Anáhuac Mayab, pero a través del colectivo UADY Sin Acoso, fue que se enteraron que también había estudiantes de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) y de la Universidad Marista.

Por lo que la policía cibernética de la FGE, se quedará a cargo de las investigaciones. También se contó con la intervención de la Secretaría de las Mujeres, que mediante las autoridades escolares, ofrecieron apoyo psicológico, asesoría jurídica y acompañamiento a las mujeres que deseen interponer sus denuncias penales.

Por otra parte, la Universidad Marista mostró su postura ante estos hechos y condenó cualquier tipo de acción que transgreda los derechos humanos y fomente la violencia contra las mujeres, así mismo pidió a las víctimas a que denuncien.

En tanto a la UADY, de igual manera rechazó todo tipo de violencia y pidió que se aplique todo el peso de la ley contra los responsables, reiteró su política de cero tolerancia contra la violencia de género, discriminación, hostigamiento, acoso y abuso sexual.

La Anáhuac Mayab también rechazó este tipo de acciones e informó que ya se encontraban realizando investigaciones internas y que en el caso de los responsables se les aplicarán las sanciones pertinentes y serán expulsados definitivamente.

“La universidad está colaborando con las autoridades estatales para proceder legalmente según corresponda, la Fiscalía General del Estado ha abierto una investigación a través de la Policía Cibernética, se estarán realizando las averiguaciones”, se lee en el comunicado.

Posteriormente, después de hacerse pública la denuncia, el colectivo “Sororidad Anáhuac”, denunció que el sitio en donde compartieron mensajes, denuncias y nombres de los presuntos agresores, fue tumbado, además recibir amenazas por parte de los supuestos miembros del grupo que pedían que las denuncias y publicaciones fueran borradas.

No obstante, de acuerdo con algunos medios, organizaciones estudiantiles declararon que las víctimas hasta el momento no han presentado una denuncia formal, ante el miedo de ser estigmatizadas y amenazadas y que los responsables queden impunes.

Ante los hechos, el colectivo “Violetas de Anáhuac” mencionó que las universidades solo se han limitado a publicar comunicados oficiales, pero no han hecho nada al respecto y que realmente son ellas las que están esperando respuestas, además de denunciar que “no cuentan con protocolos” para atender casos de violencias contra las mujeres ni violencia digital.

Esto fue respaldado por María Paula Balam, del Centro por la Justicia, Democracia e Igualdad (Cejudi), quien se ha puesto en contacto con las víctimas y colectivos universitarios, mencionó que ante la falta de protocolos, han decidido dar seguimiento a través de otras figuras institucionales.

Los comentarios están cerrados.