Ya les cayó el 20 a los legisladores locales

La sociedad sudcaliforniana se manifiesta en opinión dividida.

Líderes sindicales, manifestaron que a legisladores locales ya les cayó el 20 y dejaron de usar el Congreso del Estado como cuadrilátero, ya que finalmente acordaron y aprobaron el proyecto de obra de la desalinizadora en Los Cabos, atendiendo con esto el clamor generalizado de la comunidad de Cabo San Lucas, misma que está creciendo exponencialmente carente de planeación urbana y de servicios básicos como el agua potable. 

Esteban Vargas Juárez, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Baja California Sur, dijo que al fin legisladores están haciendo su trabajo para continuar con los proyectos de construcción de la desalinizadora, paso de gran importancia ya que con esto podrá solucionarse el problema de desabasto de agua potable.

“Que bueno que a los diputados ya les cayó el 20”, dijo el líder sindical.

En cuanto a las diferencias que hay entre los integrantes del Congreso del Estado y Gobierno Estatal, dijo que el gobernador, Carlos Mendoza Davis ha cumplido con su trabajo de manera adecuada, por lo que en ese sentido no hay nada que decir.

“El Gobernador está haciendo su trabajo en todo el territorio sudcaliforniano, administra bien los recursos tanto del Estado como de la Federación”, criticó que las acciones de los diputados y diputadas sí afectan la buena marcha del gobierno del estado.

Hizo el llamado a la civilidad política para que todos los integrantes de la legislatura del Gobierno del Estado se pongan a trabajar por el bien de la ciudadanía no queda de otra.

“Y sí ya tienen problemas internos, entonces que los resuelvan afuera del Congreso y no lo agarren como cuadrilátero”. 

Por su parte Andrés Magallanes, representante de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) en Los Cabos, indicó que los temas del Congreso deben atenderse de manera urgente.

Así mismo dijo, que legisladores no pueden andar con discordancias mientras que Los Cabos crece de manera desproporcional carente de una adecuada planeación, lo que genera una serie de desabastos en cuanto a servicios entre ellos el vital líquido.

En relación a la conducta de los legisladores, dijo que todos deben ser respetuosos, debido a que la propia ciudadanía fue quien los eligió y esa disposición debe acatarse.  

“Se requiere organizar y programar el crecimiento de Los Cabos para que crezca de manera organizada, la planta debe ser una realidad inmediata, por lo que el Congreso del Estado tiene que hacer valer el derecho de toda la ciudadanía, esto no es un circo para que se estén manejando de una manera reprobable”.

Comparte